Mallorca, paraíso para el ciclista


Menciona Mallorca a un ciclista y probablemente verás cómo su mirada se vuelve vidriosa. Probablemente se entusiasmará pensando en las carreteras lisas y pavimentadas, perfectas para el ciclismo, y en el impresionante paisaje que puede verse mientras se recorren curvas cerradas y suaves colinas.

Mallorca es perfecta para el ciclismo.

Incrustada en mitad del azul Mar Mediterráneo, esta hermosa isla balear lo tiene todo para los entusiastas del ciclismo. Veranos cálidos y soleados e inviernos suaves donde las temperaturas oscilan entre los 15 y los 25 grados C, un clima perfecto para actividades al aire libre. Venga en primavera y en otoño y podrá disfrutar de carreteras tranquilas con unas temperaturas suaves y agradables. No es de extrañar que los ciclistas profesionales vengan a Mallorca para su entrenamiento de invierno.

Rutas ciclistas en Mallorca
Siga los pasos de los grandes y recorra Sa Calobra en bicicleta.

Las curvas de 180º, en total 26, son legendarias. La carretera, de buen firme, desciende como una sedosa cinta de color gris oscuro. Sienta el excitante ardor en sus piernas mientras asciende más y más alto. Sienta el viento en su cabello mientras desciende. No olvide mirar de vez en cuando hacia arriba para poder apreciar las vistas. Acantilados que se hunden en el mar azul profundo, kilómetros y kilómetros de arena, océano y las agrestes montañas de la Serra de Tramuntana.

¿Cansado y un poco acalorado? Deténgase un rato y explore pequeñas aldeas y bonitos pueblos. Es probable que haya una "gelataria" a poca distancia. Algunas cucharadas de helado frío y delicioso le refrescarán y le darán el impulso adicional necesario para continuar su paseo.

Ruta ciclista de Sa Calobra, Mallorca
Tenga un agradable paseo en bicicleta mientras atraviesa hermosos paisajes

Si el ciclismo exigente no está en su lista y prefiere algo tranquilo y lento, nadie le culpará de ello. Después de todo estamos de vacaciones. Hay muchas rutas estupendas para pasear en bicicleta. El terreno es llano y ondulado en un área conocida como El Interior. Podría verse paseando entre limoneros perfumados y antiguos olivares. Tal vez su ruta lo lleve por viñedos en los que podrá detenerse brevemente para saborear el vino local.

Lo mejor de ser ciclista en Mallorca es que no tiene que preocuparse de conductores impacientes que le piten por detrás. Los conductores en Mallorca son pacientes, respetuosos y totalmente partidarios del estilo de vida saludable en bicicleta. Si se queda tirado o necesita ayuda, no encontrará personas más amigables y dispuestas a ayudar que los mallorquines

Fotos ciclistas en Mallorca
Días de descanso entre los recorridos en bicicleta

Los músculos necesitan recuperarse, ¿y qué mejor forma que tomarse un día de descanso entre medias? Visite Palma, el maravilloso casco antiguo, lleno de historia, cultura y hermosa arquitectura.

Explore la Catedral de Mallorca y asómbrese de su enorme rosetón. Dese una vuelta por los antiguos barrios árabes y judíos y vea si puede localizar los baños árabes. Hay muchas tiendas por la ciudad y también museos en abundancia. Puede elegir visitar un museo de arte contemporáneo o incluso un museo del juguete. Aproveche su día de descanso con visitas a cafeterías y restaurantes, diseminados por la ciudad.

Si realmente no puede dejar la bicicleta, incluso en un día de descanso, puede alquilar una bicicleta y pasear tranquilamente por el paseo marítimo. Las vistas de la bahía son preciosas y puede bajar a la marina o visitar el puerto principal con su colección de lujosos yates.

¿Que hacer en Mallorca?
Magnífica comida para los ciclistas en Mallorca

No se puede ir en bicicleta con el estómago vacío. Hay mucha buena comida en Mallorca. Comience el día con una ensaimada, el bollo espolvoreado de azúcar que únicamente puede comprarse en la isla. El almuerzo podrían ser unas deliciosas pastas rellenas o pa’amb oli, pan mallorquín con ensalada, carnes curadas y queso. Para el invierno, unas sopas sabrosas de arroz le saciarán. Acabe el duro día de bicicleta relajándose con tapas y vino. ¿Quizá le quede aún un último destello de energía? ¿Por qué no salir y disfrutar de la vida nocturna?

Y después de un día completo de ciclismo y fiesta, quedarse dormido en su cama cómoda y suave será muy fácil. Y si se queda dormido, soñará con unas vacaciones en bicicleta perfectas en Mallorca.

Descansos ciclistas en Mallorca